Categories:> Diseño

RAYMOND LOEWY, EL PADRE DEL DISEÑO INDUSTRIAL

Hoy vamos a hablar de papá. Del legado que nos dejó y de lo mucho que condicionó nuestra existencia. Si acaso tienes dudas genéticas de que tu padre sea Raymond Loewy, esta entrada las va a disipar de tu mente.

¡Oíga señora, que yo sé quien es mi padre! Claro que sí, todos sabemos quien es nuestro padre espiritual. Y algunos declaramos abiertamente que hemos nacido en un grupo familiar teórico donde la paligamia (tanto pologinia como polidandria) era y es la norma estructural. Pero cualquier experto en psicoanálisis recomendaría encarecidamente a sus pacientes más persistentes que comiencen a admitir que el padre de todo bicho viviente en la cultura occidental actual es Raymond Loewy.

Entre dos productos del mismo precio, la misma funcionalidad y calidad, se vende más el más bonito. R. Loewy.

MUCHOS MÁS QUE UN DISEÑADOR INDUSTRIAL

Loewy no obtuvo estudios formales en la carrera de diseño industrial como sería de esperar de un padre. Comenzó su carrera profesional como ilustrador de moda, pero su genio innato era tan evidente que no necesitó de certificados para hacerse el auténtico diseñador del American way of life. Sigmund Gestetner, el dueño de una de las primeras marcas de fotocopiadoras, confió a Loewy la modernización de su máquina de mimeógrafo. Corría el año 1929 y Loewy puso ya las bases del diseño streamlining (o aerodinámico), un tipo de diseño del que no podemos prescindir aún a día de hoy, y el que parece que se impondrá en nuestros sueños de eternidad futurista.

Loewy entendió rapidamente la nueva era que se abría para la cultura occidental y estableció la importancia formal del diseño en el marketing. Vender productos ya no fue nunca más un proceso artesanal y fiduciario. Si la producción de objetos de consumo había cambiado radicalmente, el diseño y la distribución de los mismos debía de cambiar también para dar salida al gran número de elementos en el mercado.

Un buen diseño mantiene el usuario feliz, al fabricante en la oscuridad y sin ofender al esteta. R. Loewy.

Loewy construyó una línea armoniosa para todos los productos de los que fue diseñador o consultor, que casara con facilidad con las expectativas e ideales de los consumidores que querían romper con el pasado y disfrutar de las promesas de la industrialización.

¿CUÁLES FUERON LOS DISEÑOS DE LOEWY?

Muchos de los diseños de los que fue artífice directo o impulsor necesario siguen tan de moda a día de hoy, que los honorarios que le pagaran entonces han resultado de los más rentables. Desde automóviles hasta tubos de pasta de dientes, pasando por muebles de oficina, transatlánticos, barras de labios y tazas de café. No hay producto de consumo que no haya recibido el toque mágico de Loewy.

Marcas que diseñó Raymond Loewy

Marcas que diseñó Raymond Loewy

En 1940 George Washington Hill, presidente de American Tobacco Company, encargó a Loewy un nuevo diseño para la cajetilla de tabaco de la marca Lucky Strike. El diseñador recibió 50.000 dolares por un diseño que pervive, y en muy buena forma.

También se atrevió con las curvas más famosas de nuestra historia moderna. La botella de Coca-Cola, icono del siglo XX, sufrió un ligero cambio a manos Loewy que se encargó de estilizar a la popular botella.

Diseño de la botella de Coca-Cola por Raymond Loewy

Uno de los diseños que más sorprenden de la larga lista de creaciones llevadas a cabo por Loewy, es el aura del que dotó al avión de marca Boeing que utilizan los presidentes de EE.UU, el Air Force One. En 1962 el entonces presidente de EE.UU, J.F. Kennedy, entendió que un presidente tiene que construir también su propia marca y contó con los consejos del diseñador para rediseñar la apariencia externa del avión más famoso del mundo. Loewy no cobró nada por este trabajo, pero creó uno de los símbolos más sólidos y utilizados para engrandecer el poder de un país.

Air Force One Loewy

Sin lugar a dudas podemos estar orgullosos de papá Loewy. Un hombre con una carrera profesional tan dilatada como interesante. Un creador sin límites que entendió a la perfección el poder de la belleza y la armonía. El apóstol de la simplicidad, como se autodenominaba, seguidor del principio MAYA «Most Advanced Yet Acceptable».

 

Compartir

Tu comentario