Categories:> Es tendencia, Arte y diseño

QUINTA DEL SORDO, UN COWORKING CULTURAL

El fenómeno coworking es en verdad un elemento digno de estudio. En la última década se han multiplicado los lugares donde plantar un ordenador y a nadie le extraña ya este anglicismo. Nos hemos acercado a uno de ellos, a Quinta del Sordo, para conocer mejor el espíritu que subyace en estos lugares.

En el ámbito de los estudios sociológicos se habla del fenómeno coworking englobándolo en una corriente social mucho más grande, la economía colaborativa, fruto de un momento histórico muy concreto. Efectivamente, la crisis económica sufrida a partir de 2007 cambió significativamente algunos comportamientos económicos de los ciudadanos. La idea que ampara todo esto es sencilla: el que tiene y no lo utiliza, lo pone al servicio de otros. En este molde entra facilmente la asociación de trabajo colaborativo, que no solamente se vale de un espacio de trabajo compartido, sino también de un esfuerzo común.

El fenómeno social es muy interesante, pero a veces es más esclarecedor conocer un ejemplo en concreto para conocerlo mejor.

La-Quinta-del-Sordo-coworking

QUINTA DEL SORDO, LONDRES EN MADRID

Se puede decir que la idea de Quinta del Sordo se gestó en Londres, por obra y gracia de las experiencias de Javier Guerra en aquella ciudad, donde las comunidades artísticas funcionan a pleno rendimiento. También se puede decir que la idea inicial de Javier Guerra, Armando Guerra y Dani Jiménez, que empezó siendo la de un workhouse, se ha convertido en uno de los lugares imprescindibles de la cultura en Madrid. Un auténtico vórtice de creatividad y artisteo, donde todas las disciplinas relacionadas con la cultura están invitadas a pasarse.

El coworking de Quinta del Sordo es un guiño en la distancia temporal y espacial al lugar donde residió Fransico de Goya. Si bien 200 años no es nada (Goya adquirió la propiedad el 27 de febrero de 1819), sí lo es el placer de ver desde los altos de la calle del Rosario, donde se ubica el coworking, el lugar donde se encontraría la antigua villa que fue garante de las Pinturas Negras.

Unos sesenta y cinco coworkers se acercan cada día o puntualmente a sus instalaciones, que abrieron hace cinco años. (Atención a la fiesta que están organizando para su aniversario el día 18 de mayo). Se encuentran a sus anchas en los 1000 metros cuadrados divididos en dos espacios independientes, donde la creatividad es el santo y seña para entrar, sentarse y comenzar a trabajar.

SINERGIA, LA FUERZA DEL COWORKER

Un coworking está hecho de sus puestos de trabajo, de sus salas de reuniones, zonas de descanso, talleres (quien lo tenga) y cafetería (en sus diversas variables). Pero sobre todo, y ante todo, de sus coworkers. Sin las personas, no hay coworking, porque la principal pieza de este puzzle es la colaboración.

En Quinta de Sordo les queda pequeña la palabra «sinergia». En este coworking se vive el proyecto vecino con tanta intensidad como el propio, porque se trata de colaborar para aprender y ganar. Eso es lo que sus administradores llaman fluidez, porque los proyectos se mueven entre diversas mentes, invitando a agentes externos a que también influyan en ellos.

Nuestro lema es: “Otra forma de hacer cultura es posible”. Y realmente la Quinta es un muy buen ejemplo de ese lema. Contamos con que la cultura tiene que ser sostenible desde el punto de vista financiero, pero también que de gusto hacerlo, pero en un ambiente muy profesional. – Angélica Millán, Quinta del Sordo.

Por eso fomentan la apertura con becas de estancia y los muy interesantes cursos Tandem. Cursos estos últimos, en los que invitan en cada edición a mirar el proyecto cultural con cuatro ojos, con los ojos del artista y los del gestor cultural, atentos a los nuevos formatos culturales.

La-Quinta-del-Sordo-coworking

LOS EVENTOS CULTURALES DE QUINTA DEL SORDO

Sin lugar a dudas la seña emblemática de Quinta del Sordo es su movimiento cultural constante. No hay evento cultural emergente en el que no esté implicado este coworking, como Zumo de Vídeo, Hybrid Festival, Festival Proyector, etc.

Tanto los talleres que imparten los coworkers, exposiciones, terturias flamencas, encuentros literarios en la cafetería, todo pasa por un entorno cargado de energía positiva donde la intención es dar un empujoncito más al ambiente creativo que se mueve por la capital. Os animamos a que echéis un vistazo a su agenda.

 

Compartir

Tu comentario