Categories:> Es tendencia, Arte y diseño, gastronomía, teatro

¿POR QUÉ LAVAPIÉS ES EL BARRIO MÁS COOL DEL MUNDO?

Para ser sinceros, a nadie le ha sorprendido la publicación en la que la revista Time Out otorga al barrio de Embajadores, esto es, nuestro Lavapiés de siempre, el primer lugar entre los barrios con más tirón del momento. En este artículo vamos a repasar las posibles causas de este reinado.

Aunque Lavapiés sea más conocido por ser el barrio que más polémicas puede generar en los medios de comunicación al año, la prestigiosa revista Time Out le ha concedido un cetro que ningún otro barrio madrileño había conseguido antes. Y es cierto que Lavapiés ha sufrido una transformación quirúrgica que no deja indiferente, y es bien cierto que hay unos elementos que han sacado del ostracismo a este barrio innombrable hace unas décadas, para colocarle en el ojo del huracán del ocio y del deseo inmobiliario.

CIUDADANOS DEL MUNDO

Este es sin lugar a dudas el gran mérito de Lavapiés, alojar en sus casas y negocios a ciudadanos llegados de todos los puntos del planeta. Trabajadores y empresarios que ofrecen productos y servicios vinculados con una variedad, casi infinita, de culturas. Europeos, africanos, asiáticos, américanos y ciudadanos de las antípodas, no hay ningún continente que no se encuentre representado por los profesionales y habitantes de las intrincadas calles de Lavapiés.

Okuda-Lavapiés

CULTURA PARA TODOS

Parece que la cercanía del Museo Reina Sofía ha concedido al barrio la condición de lugar predilecto para la expresión de las artes. La Casa Encendida inició su actividad cultural en el año 2002, atrayendo a la capital lo más fresco de cada momento. Por su parte, el antiguo edificio de la Fábrica de Tabacos se ha desgranado en una parte oficiosa, Promoción del Arte, gestionada por la Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y otra autogestionada, CSA La Tabacalera.

 

Muy probablemente por influencia de esta última sede (especialísima mención a El Keller, taller de arte urbano en CSA Tabacalera), las calles del barrio se cubren con algunos de los mejores grafitis que pueden disfrutarse en la ciudad. Pocos peatones han pisado las calles Miguel Servet, Mesón de Paredes y la glorieta de Embajadores sin hacerse el selfie de turno con un gran mural grafiteado a sus espaldas. Los Muros de Tabacalera, acción gestionada por Madrid Street Art Project, pueblan las imágenes más modernas del Lavapiés de Instagram. Por eso, en el mes de mayo, la gente de Madrid Street Art Project organiza otra mega acción en el barrio, C.A.L.L.E. Durante unos días, se puede ver a los artistas intervenir diferentes fachadas del barrio, en lo que viene a ser una de las citas más democráticas con el arte. Para los más avispados, dejamos el reto de encontrar las grandes joyas del arte urbano que se mimetizan a la perfección con el ambiente bullicioso del barrio.

LAS GALERÍAS DE ARTE DE LAVAPIÉS

Acabamos el pareado con “…no son una, ni dos, ni tres”. Hay tantas galerías de arte en Lavapiés, que enfrentarse a una tarde de galerías en el barrio, puede ser una tarea titánica.

Queremos citar a la mayoría de ellas e invitarte a que programes bien tus visitas, para que vuelvas las veces que sea necesario. Empezamos por la Galería Alegría, por tener el nombre más honorable y seguimos por todas las demás: Bacelos, Espacio Primavera 9, Nigredo Espacio, F|2 Galería, Galería Silvestre, Galería Helga de Alvear, Maisterravalbuena, Marta Moriarty, Galería Marta Cervera, Galería Moíses Pérez de Albéniz, Nogueras Blanchard, Galería de Arte a Ciegas, Swinton Gallery.

EL DISEÑO QUE LLEGA

El gran influjo del barrio de Lavapiés ha sido siempre el cercano Rastro. El decano del mercado del diseño, sigue bien vivo, pero con su originalidad en horas bajas. Por suerte están apareciendo tiendas que guardan el espíritu de ese gran mercado castizo, pero con una buena carga de esencia moderna. Propuestas que saben a vintage, pero con una personalidad propia, creando una nueva forma de diseño. El Afilador, tienda-taller de muebles reciclados, Planthae, una floristería diferente, La Positiva, concept store de Elene Tamayo, Sandwich Mixto, editorial y gráfica independiente, y en el límite de Lavapiés, El Astronauta del Rastro, tienda taller con objetos de decoración.

Lavapies-el-barrio-más-cool

GASTRONOMÍA DE LAVAPIÉS

Callos, samosas, thieboudienne, pizzas, tacos, etc, etc. Desde los platos más cercanos, a los sabores más alejados geográficamente, los restaurantes de Lavapiés ofrecen una variedad bastante suculenta de comida.

Aunque cada uno tiene su lugar favorito para comer en Lavapiés, queremos destacar algunos de los sitios más originales y supervivientes. Uno de los grandes clásicos Los Porfiados, la guarida de los más modernos del barrio durante mucho tiempo. Comer en la barra de Los Chuchis, recetas con imaginación y un toque muy británico. El Dinosaurio Todavía Estaba Allí…, un rincón gastronómico y literario en medio de la vorágine. Uno de los elementos imprescindibles del barrio, Juan Raro. Y los últimos en llegar: el desembarco de Olivia te Cuida en el Cine Doré, y los chicos de prestigio de La Esperanza.

TEATROS DE LAVAPIÉS

Lavapiés también ha estado ligado al teatro desde siempre. El espacio que ocupa actualmente el Teatro Valle-Inclán ha sido espacio sagrado del teatro desde hace más de un siglo. Comenzó siendo el teatro Lo Rat Penat, construido en 1908, pasando a ser sala de cine, para que en 1979 la Sala Olimpia se convirtiera en uno de los lugares más interesantes en la programación teatral de la ciudad. Obvia decir que la Sala Olimpia dejó su puesto al edificio inaugurado en 2006, y que ahora señorea en la Plaza de Lavapiés.

Pero entre sus calles de sube y baja hay tantos teatros, que Lavapiés es más una gran obra teatral que una realidad cotidiana. La Sala Mirador, Teatro la Puerta Estrecha, Mínima Espacio Escénico, El Umbral de Primavera, Teatro del Barrio, La Escalera de Jacob, Teatro del Arte, Nuevo Teatro Fronterizo y el Centro la Tortuga.

Lugar destacado guarda el barrio para el circo. El Teatro Circo Price y la Iglesia Patólica son los ingredientes que no se pueden encontrar en ningún otro lugar.

Share

Your comment