Categories:> Arte y diseño, Entrevistas, Marketing digital

OTEYZA, LA VUELTA DE LA ELEGANCIA MASCULINA

Moda e innovación son las señas de identidad de la sastrería Oteyza. Nos hemos colado en los ensayos de uno de sus desfiles-espectáculo para entender mejor cual es el leitmotiv de esta marca española.

 

Es complejo en dosis indescriptibles que un negocio tan antiguo como la sastrería se convierta en actual y que una indumentaria pretérita como el traje más capa se tilde de moderna. Eso, es magia. Y eso es lo que hacen Caterina Pañeda y Paul García de Oteyza, los fundadores de la firma Oteyza. En esta entrada te damos algunas pistas de cómo hacerla tú también después de charlar con Paul a las puertas de la exposición que tuvo lugar en la Central del Diseño.

PRODUCTOS DE CALIDAD Y DISEÑO

El mercado de la moda española es uno de los más exigentes del mundo. Quizá por ello se haya situado en la cuarta posición entre las exportadoras de moda de la UE, puesto que tampoco está falto de músculo industrial. Sin embargo, los expertos indican como un factor diferencial y de gran repercusión la estupenda flexibilidad con la que cuenta el sector de la moda en España. No solo de fast fashion viven los diseñadores españoles. Son capaces de competir en diseño con el lujo de países como Francia e Italia y sobre todo, de imprimir un carácter diferente y voluntarioso.

Ese es el primer secreto de Oteyza, poner en boga un elemento de la indumentaria que alguno de nuestros bisabuelos sería el último en llevar, la capa. Y si bien es cierto que esa no es la única prenda que diseña esta firma, el hecho de traspasar el retrato del libro de literatura de Valle-Inclán y Pío Baroja (no hablemos del semidios Picasso) es un logro bien digno de mención.

La capa, el sombrero, los tirantes, los cuellos de camisa y el traje masculino tuvo su tiempo y su utilidad. Pareciera que en los tiempos de la sudadera y la zapatilla no hay cabida para elegancias superfluas, pero la realidad desacredita dicha información. La ropa hecha artesanalmente, con procedimientos más o menos tradicionales entra en esa línea flexible de la moda española y tiene cada vez más defensores. Lanzarse a buscar un hueco en un mercado de por sí saturado, es un punto a su favor.

La firma es un laboratorio de expresiones y formas. Para nosotros la geometría, la simplicidad y el movimiento son los tres pilares básicos sobre los cuales se ejerce las distintas fuerzas de expresión y convergen en nuevos patrones. – Paul García de Oteyza.

MARKETING PARA DISEÑADORES, NIVEL EXPERTO

Y aquí viene la gran diferencia entre estar o no estar. Manejar las redes sociales con dedicación y «salero» no lo hace cualquiera. Ya hemos hablado en otras entradas de la omnicanalidad. Esta herramienta es la que está llamando a las puertas de los usuarios y lo que al fin de cuentas predispone al viaje de una marca.

Tener el mejor diseño con los mejores materiales es digno de admirar, pero si la puerta de tu negocio está cerrada, el tesoro es solo tuyo. La marca Oteyza ha sido una de las más atravidas en el uso de las redes sociales, y esa valentía ha redundado en grandes beneficios. Primero enmendaron  su presencia en internet, redirigiendo las busquedas hacia una marca reconocible. Por eso pasaron de llamarse Sastrería91 a Oteyza. Luego crearon los lunes al look, proyecto en el que los fundadores de Oteyza exponen sus creaciones y gráciles maneras al público, una invención que gustó tanto a los usuarios de Instagram y Facebook, que empezaron a exigir más contenido a la sastrería. También crearon un auténtico espectáculo en el que ellos mismos, y claro está, sus prendas se convierten en bailarines formidables. Et voilà!, un negocio tradicional, con un producto muy especial, se convierte en portada de revistas y periódicos de todo el mundo, y por lo tanto, su prestigio y ventas aumentan.

Magia o marketing, está claro que el mérito hay que esparcirlo bien por muchos campos, y que arar en las redes sociales tiene a corto plazo grandes frutos.

 

Compartir

Tu comentario