Categories:> Es tendencia

CULTURA E IDEAS CREATIVAS CONTRA LA DESPOBLACIÓN

La cultura y la creatividad son valores seguros para las localidades pequeñas. Más allá de problemas de paro y natalidad, la cultura aporta su grano de arena, y de la manera más eficiente resucita pueblos. En esta entrada te damos algunos ejemplos, y quizá una pista.

Va una de números. El 3% de la población española disfruta del 40% de la superficie nacional. ¿Eso cómo se come? Con una densidad de población de 92 habitantes por km², está claro que a todos nos ha dado por vivir en el cogollo de la acción urbana. Pero seamos sinceros, ¿no hay otro lugar donde vivir?

Distribución de la población en Europa 2016

Distribución de la población en Europa 2016

Aunque la manía compulsivo obsesiva hacia la ciudad es una pandemia a nivel europeo y por supuesto planetario, países como Francia y Alemania distribuyen su población con gracia y armonía por todo el territorio. ¿Hace falta hablar del envejecimiento de los pueblos, del abandono de las tierras, de los riesgos medioambientales, del mantenimiento del patrimonio histórico artístico? Quizá sea mejor hablar de la aglomeración en las ciudades y de sus altos niveles de contaminación por ejemplo. Sea como fuere, hay iniciativas que atraen de nuevo a la población hacia las pequeñas poblaciones, ya sea para establecerse o para hacer turismo. Dale cultura a tu pueblo y verás como se multiplican los habitantes.

VILAFAMÉS

Los pioneros en la recuperación cardiaca de los pueblos fueron los propios artistas. A finales de los años 60 la población de Vilafamés, en Castellón, comenzaba a escapar de las intrincadas calles del centro histórico de origen musulmán. Ese fue el momento en el que un nutrido grupo de artistas comenzaron a comprar las casas de piedra, a restaurarlas y a establecer allí sus estudios. Y, ¡sorpresa!, en el año 1972 abre sus puertas el Museo Popular de Arte Contemporáneo de Vilafamés en un recuperado Palacio del Bayle, uno de los pocos museos de arte contemporáneo que pueden encontrarse fuera del circuito de las ciudades más importantes.
En este caso el “efecto Guggenheim” funcionó a las mil maravillas. El turismo se reavivó (gozando de buena salud en la actualidad) y los propios habitantes de la población volvieron al pueblo que habían comenzado a olvidar, concediendo al museo y a las actividades que en él se realizaran el título de auténticos aliados.

En pequeños núcleos de población el apostar por la cultura es apostar a caballo ganador. – Jorge Sanz Pulido, director del FICA

AGUILAR DE CAMPOO

Aguilar de Campoo (Palencia) es un buen ejemplo de cómo una población en un área en franco camino hacia la despoblación se ha agarrado con uñas y dientes a su tierra. Haciendo énfasis en su patrimonio medieval, se ha erigido como la clave que sostiene el románico palentino, joya de la arquitectura peninsular. Ha decidido apostar por la cultura y darle a sus vecinos la posibilidad de vivir del turismo y los servicios a esta asociados.
La recuperación del Monasterio de Santa María La Real, labor que comenzó por la que es hoy Fundación Santa María La Real, fue el hito que marcó la necesidad de revitalizar el patrimonio que dormía y se encontraba en su última fase de vida fruto del abandono.
Aguilar de Campoo se permite coquetear con la cultura en todas sus dimensiones, y prueba de ello es su ya madurito y reputado festival de cortometrajes FICA que cuenta con 29 ediciones y que cada año al frío de diciembre convoca a todos los vecinos de la zona y a muchos visitantes.

FICA 2017

FICA 2017

 

Este caso de éxito rotundo, el Festival Internacional de Cortometrajes de Aguilar de Campoo, es un modelo a tener en cuenta. Hablamos con su director, Jorge Sanz Pulido, para que nos de alguna dé algunas de las claves del éxito.

¿Cuál ha sido la repercusión social del festival en la localidad?

La repercusión social del festival se abre a toda la comarca y prácticamente todos los colectivos
están representados y participan en el evento. De ello dan fe las cifras de la última edición, donde en
una población de 7.000 habitantes se han conseguido, en una semana, unas cifras de asistencia de casi 8.000 personas.
Pero no ha sido fácil llegar hasta aquí. Los principios fueron duros y pasaron por tener salas con
muy poco público y contar con un presupuesto muy escaso. El tesón y la apuesta definitiva y
especializada por el formato del cortometraje significó un giro importante y arriesgado.
En cultura no hay atajos y hay que tener paciencia a la hora de desarrollar proyectos, pero sobre
todo hacer mucha pedagogía en la localidad que acoge el evento.
Todo ello habla del interés de toda una comarca por un cine independiente alejado de la oferta
comercial. Y también de la importancia de que en pequeños núcleos de población el apostar por la cultura es apostar a caballo ganador, pero siempre, como los buenos guisos, cocinando a fuego lento.
Es interesante ver cómo, cada año, el público aficionado al género se mezcla con el profesional que
acude al festival sabiendo que está presente en un evento que con el paso del tiempo ha sido
bendecido y reconocido por el sector cinematográfico y por el público que llena las salas día a día,
compartiendo historias complejas y frescas. Esto también genera una educación audiovisual tan
importante en estos tiempos con tantas pantallas públicas al alcance de todos.

¿Ayudan estas iniciativas a diversificar el circuito del cine?

Sin duda. Aguilar de Campoo con una población de 7.000 habitantes demuestra que es posible que
otras localidades puedan dar un giro en su programación y puedan albergar actividades culturales de
calidad.
Nuestro país vecino, Francia, es un buen ejemplo de ello y por eso alberga los festivals de cine y de
teatro más importantes de todo el mundo. Francia ha sabido diversificar los eventos culturales en
numerosas localidades. En ese país es fácil encontrar localidades pequeñas que albergan festivales de teatro, cine, danza, etc. Todo ello dimensionados con la población donde se lleva a cabo. Pero para que esto pueda realizarse en nuestro país hace falta, y como decía al principio, hacer mucha pedagogia y poner al frente de todo ello a profesionales para desplegar estrategias en el mapa territorial de nuestras ciudades y pueblos.

PUEBLOS CON ARTE

Pueblos con Arte es una iniciativa contra la despoblación que une el punto A con el punto B mediante una línea recta. Si una de las primeras causas que se esgrimen a favor de la existencia del humano en la urbe es la de estar cerca de museos, galerías y eventos artísticos, quizá haya que llevar el arte y a sus cómplices al pueblo. La propiedad conmutativa de la suma queda intacta y el resultado al final es el del disfrute intelectual y sensorial que provoca el arte.
De nuevo el objetivo es el mantenimiento y el desarrollo del ámbito rural con toda su riqueza y el acercamiento de la ciudad a este.

Todas estas iniciativas son una forma definitiva de rehabilitar el entorno y de asentar la personalidad de una localidad, además de la sensibilizar a la población del lugar sobre su potencial de crecimiento.
¿Conoces más iniciativas de este tipo? Cuéntanoslo.

Share

Your comment