Categories:> Eventos, Agenda

COMISARIOS INÉDITOS EN LA CASA ENCENDIDA

Comisario, curador o content curator, una figura imprescindible en el ámbito cultural actual, tan conocida, como misteriosa. Acudimos a la cita anual que nos propone la Fundación Montemadrid en La Casa Encendida para reflexionar sobre este oficio.

Desde el pasado 8 de junio y hasta el 16 de septiembre, La Casa Encendida alberga las propuestas curatoriales de los ganadores del proyecto amparado por la Fundación Montemadrid, «Inéditos». Lorena Saura Cuenca, Rafael Barber Cortell, Julia Castelló y Ali A. Maderuelo son los comisarios elegidos por el jurado formado en esta ocasión por Andrea Bellini, (director del Centre d’Art Contemporain Genève de Suiza), Marco Roso (comisario y artista del colectivo DIS de Nueva York) y Ane Rodríguez (directora de Tabakalera de San Sebastian), para mostrar sus propuestas en las salas A, B y C durante estos días.

JÓVENES COMISARIOS

«Inéditos» se ha convertido en una de las llamadas a los jóvenes comisarios más destacadas en el panoráma artístico nacional. No abundan las oportunidades para destacar entre la gran cantidad de jóvenes que se preparan para realizar esta labor, y un empujón institucional no está nada mal.

Decía la crítica Rosa Olivares, «del mismo modo que no se puede enseñar a ser poeta, ni tampoco escritor, la profesionalización del oficio de curador o comisario de exposiciones es contraria a su naturaleza, un don artístico con el que pocos nacen y que no se puede aprender en las universidades». Afirmación que deja abierta la puerta al tiempo de dialogar acerca de la responsabilidad de esta figura que fue cogiendo altura desde la generalización de las exposiciones de arte contemporáneo en las decádas de los 50 y 60.

Más allá del egocentrismo propio del ser humano y del humano del ámbito artístico en concreto, decía Ivo Mesquita a pricipio de los 90, «el trabajo del curador/cartógrafo resulta en una especie de diario de viaje donde quedan registrados los paisajes descubiertos, los caminos recorridos. De esta forma, en una exposición –el objetivo final de la expedición de este curador– se encuentran identificadas las prácticas creadoras, los sistemas de percepción, los elementos que conquistarán un territorio para ejercerse y las direcciones para su inteligibilidad. La exposición se brinda, ella misma, como su propia explicación». Porque la finalidad última del comisario es la de ser medium entre la obra del artista y el público.

LOS ARTISTAS DE INÉDITOS

Y es que al final no hay exposición sin obras, y por ende, sin artistas.

Lorena Saura Cuenca (Cuerpo presente. Censura y performatividad) se rodea del arte performativo de Nazario, Gonçal Sobrer, Pepe Espaliú, José Pérez Ocaña, Costus, Juan Hidalgo, Ángels Ribé, Fina Miralles (en portada) y Esther Ferrer, para revisar el arte no oficialista, evidenciado por el poder del cuerpo, en el período tardo franquista.

Ibon Aranberri, Iván Argote, Hanna Black, Ludovica Cabotta, Eva Fábregas y Luis López Carrasco, enfrentan sus obras al futuro obsoleto de nuestro pasado cercano, ante el discurso curatorial de Rafael Barber Cortell (Regreso al futuro).

Mario Santamaría, Lawrence Abu Hamdan, Tamara Kuselman, Niño de Elche (Francisco Conteras), Patricia Gómez y Mª Jesús González, prestan sus prácticas narrativas a Can’t Speak for Itself, comisariado por Agencia 17 (Julia Castelló y Ali. A. Maderuelo), una invitación a desarrollar la fuerza motriz del formato documenal, más allá de la mera imagen.

Larga vida a estos jóvenes poetas que traen al mundo de los mortales los cantos de los héroes.

 

Compartir

Tu comentario