Categories:> Arte y diseño, gastronomía

ARTE MÁS GASTRONOMÍA. MADRID FUSIÓN 2018

En esta entrada hemos fusionado dos elementos que a todos nos encantan, el arte y la gastronomía. Y lo hemos hecho en el mejor ambiente posible, en Madrid Fusión 2018. Feria que visitamos para entrevistar a Violaya Sánchez, relaciones públicas de la Bodega del Riojano (Santander) y para vivir en primera persona el ámbiente único de esta feria.

Sí, pinceles con sartenes y yeso con pepinillos, arriesgada combinación. Una nueva creación, pero con la distancia necesaria para que cada uno se quede en su campo y no conseguir un pastiche indigesto. Pasada hace tiempo la polémica generada por la incorporación de Ferrán Adriá al Documenta 12 de Kassel, dejamos por esta vez a cada uno en su campo pero haciéndose la más grata compañía.

EL MUSEO REDONDO DE LA BODEGA DEL RIOJANO

Uno de los restaurantes más emblemáticos de la ciudad de Santander, la Bodega del Riojano, guarda entre sus misterios el paso por sus salones de una cantidad innumerable de artistas que gracias a la visión creativa de su fundador, Víctor Merino, dejaron su huella sobre las tapas de las cubas de vino que acompañan al comensal. Claveteadas en sus paredes, estos lienzos improvisados asisten para acrecentar el halo romántico del lugar en el momento de degustar sus platos. Obras de Fernando Zóbel, Gerardo Rueda, Ràfols-Casamada, Hernández Mompó, José Beulas, Álvaro Delgado, Francesc Todó, Antoni Clavé, Rafael Canogar o de Guillermo Pérez Villalta entre muchos otros. Una colección imposible, que abarca desde los años cincuenta hasta la actualidad, y que sigue agrandándose por la intención de su nuevo propietario, Carlos Crespo, de mantener el espíritu de efervescencia creativa e intelectual.

GASTRONOMÍA, CREATIVIDAD Y DIVERSIÓN

Otra forma de arte es el arte de la vida, de la diversión y de compartir. Sintéticamente, eso es Madrid Fusión, y a muchos les sonará a una gran comida en familia. Porque así es la feria Reale Seguros Madrid Fusión, una comida en buena compañía.

Ponencias para abrir cerebros como latas de anchoas, sobre eficiencia energética, algas, fermentados, fibras y un largo etcétera que aún sorprende a los legos en alta gastronomía.

Tres días de elaboración del arte de la vida y de sus placeres. Doscientos expositores para redescubrir las vajillas que ensalzan las recetas, los mejores productos de cada región española y alrededores (Rusia y Perú incluidos), útiles imprescindibles, los panes que encaprichan los sentidos, los irresistibles quesos,… Productos nuevos y no tan nuevos, pero todos a la altura de los más de cien cocineros que pueden caminar con orgullo entre comensales y periodistas. Ponencias para abrir cerebros como latas de anchoas, sobre eficiencia energética, algas, fermentados, fibras y un largo etcétera que aún sorprende a los legos en alta gastronomía.

Aunque en esta ocasión el protagonismo estaba reservado para la nueva generación de creadores de la gastronomía, como Paco Morales o Eduard Xatruch, una cuarta generación que viene a asentar el camino creado por sus predecesores o quizá, incluso a asfaltarlo. Y a la aún sorprendente cocina japonesa, invitada de excepción en esta vigesimosexta edición de la feria.

No te pierdas nuestro vídeo y echa un vistazo al programa de Madrid Fusión 2018 donde descubrirás todo lo que la alta gastronomía aún puede sorprendernos y verás las ingeniosas imágenes que hemos utilizado para esta portada.

Compartir

Tu comentario