Categories:> Arte

ALGUNOS DATOS SOBRE ARTE CONTEMPORÁNEO

Se acabó la Semana del Arte en Madrid. Se cierran las ferias, se recuerdan anécdotas, y es momento de hacer alguna reflexión.

Febrero se ha convertido, por derecho propio y duro entrenamiento, en el mes cultural por excelencia en la ciudad de Madrid. Una vez perdido en la villa el ritual de inversión propio del mes de febrero (llamado comúnmente Carnaval) las ferias de arte han tomado su relevo y trastocan la rutina diaria de muchos ciudadanos y visitantes. Más allá de las comparaciones fáciles, de las críticas y de las alabanzas (y de la polémica invitada de cada año), en esta entrada desglosamos algunos datos para reflexionar sobre estos días pasados.

EL ARTE ES UNA INVERSIÓN SEGURA

Así de tajante fue el informe Artprice 2017: «el arte contemporáneo constituye una inversión competitiva y alternativa a los mercados financieros, que, desde 2007, no se han recuperado del todo.» Aunque muchos inversores están esperando a que los viejos maestros salgan del armario de los viejos coleccionistas, el arte contemporáneo es cada vez más valorado en cada subasta. Hay que ser muy príncipe y muy saudí para pagar los 382,5 millones de euros que costó la última obra en manos privadas de Leonardo Da Vinci, vendida en Christie’s en 2017. Si bien hasta ese momento, el cetro estaba en el campo del arte moderno. El óleo Intercambio de Willem de Kooning se vendió por 270 millones de euros ni más, ni menos.

Willem de Kooning, Intercambio

Willem de Kooning, Intercambio. (1955)

Igualmente, el arte contemporáneo tiene su parte del pastel. Según los datos más frescos, la 37ª Feria Internacional de Arte Contemporáneo celebrada del 21 al 25 de febrero, ha reunido a 30.000 profesionales y fue visitada por 100.000 personas. En total han participado 208 galerías de 29 países, lo cual son datos que expresan la buena forma en la que se encuentra este sector. Según estimación de las galerías asistentes, esta edición de ARCO ha sido muy positiva en cuanto a ventas. Aunque la mayoría de las ferias no ofrecen resultados completos de sus ventas anuales totales, según los datos ofrecidos por las galerías encuestadas para el informe de la Fundación Bancaria «la Caixa», titulado El mercado español del arte 2017, las ventas realizadas en las ferias pasaron de una cifra estimada de 94,6 millones de euros en 2013 a 127,2 millones de euros en 2016, lo que supone un aumento del 34%, que es un incremento lento pero seguro.

EL INVERSOR EN ARTE CONTEMPORÁNEO

Hablando del mercado del arte contemporáneo, queremos rendir homenaje a aquellos coleccionistas que son la guinda del pastel de este bonito negocio. Teniendo en cuanta que la cuota de galerías de arte contemporáneo en España es muy grande, de un 80%, merece la pena interesarse por sus consumidores.
En la publicación digital que hace la plataforma Artsy, el especialista en el mercado del arte, Evan Beard se molestó en hacer una clasificación de los inversores en función de dos parámetros, su bagaje académico y su cuenta bancaria. Los resultados obtenidos son curiosos.

El coleccionista emprendedor. Son los empresarios de primera generación que se arriesgan a descubrir nuevos capitales. No ven la inversión en arte como un activo, sino como una suerte de depuración de sangre y un reto social.
El entendido. Más que un inversor es un amante de la acción de coleccionar arte. Lo importante para este colectivo es el placer de la investigación, del paso del tiempo y del trabajo de recolección manual.
El cazador de trofeos. Para quien ganar dinero es tan fácil como abrir los ojos por la mañana, buscar adrenalina para impulsar su motor vital es muy importante. Para este tipo de coleccionista la “caza” de la pieza de arte es la parte más importante de una compra.
El esteta. Aquel que se mueve por el instinto más que por el valor en sí. Impulsado por una musa se mueve entre obras de arte que solo su sensibilidad especial pueden valorar y por lo tanto, comprar.

Igualmente interesante resulta analizar las cuotas de ventas de las galerías en función de los años de experiencia como coleccionista que tienen los inversores dependiendo de cada sector. Y parece ser que uno se vuelve más conservador con los años.

Arts Economics (2017)

Arts Economics (2017)

Esto y mucho más es el mercado del arte, de sus ferias y sus circos. En próximas entradas seguiremos desgranando pistas sobre el mismo. Mientras tanto, puedes dejarnos tus comentarios.

 

Compartir

Tu comentario